Mineria, Noticias

SNMPE: proyectos de conectividad ejecutados por el sector cambian vidas en las comunidades

«La industria minera utiliza mucha tecnología y estamos en constante búsqueda de soluciones innovadoras para optimizar nuestros procesos, operar con mayor seguridad y ser más eficientes», destacó Edward Alarcón, presidente del Comité de Tecnología e Innovación de la SNMPE.

Culminado el XI TICAR 2020, que se realizó entre el 21 y 25 de setiembre, Edward Alarcón expone las conclusiones del evento organizado por el Comité de Tecnología e Innovación de la SNMPE y se refiere a la relevancia que han adquirido la automatización, el trabajo remoto y la transformación tecnológica en los procesos de este sector fundamental para el desarrollo del país.

¿Cuál es el impacto de la aplicación de la tecnología y la innovación en la industria minero energética?

El uso de la tecnología en nuestro sector impacta en muchos frentes, desde la interacción con las comunidades, el cuidado del medioambiente, la seguridad en las operaciones, la eficiencia y productividad en las labores de extracción y procesamiento en planta, exploraciones, geología, comercialización, procesos administrativos, entre otros. Veamos algunos ejemplos. Utilizamos drones para labores de seguridad, monitoreo de operaciones, mediciones topográficas, exploración geológica. Asimismo, en los proyectos sociales con las comunidades vinculadas se usa el monitoreo y el seguimiento de actividades agropecuarias.

En cuanto al medioambiente, las soluciones existentes —que vinculan cámaras, videorreconocimiento, inteligencia artificial, análisis de datos— nos permiten controlar y monitorear en tiempo real diversas variables para tomar acción inmediatamente ante cualquier variación fuera de los límites establecidos. El hecho de tener conectividad en toda la operación y el acceso a sensores y dispositivos equivalentes favorece controlar no solo los equipos, y obtener sus datos de operación y ciclos de trabajo en tiempo real, sino también monitorear los signos vitales de las personas e inferir sus niveles de fatiga u otra condición médica.

En exploraciones, se utiliza la capacidad de procesamiento, que ahora es más accesible, para correlacionar variables. Con diversos modelos geoestadísticos, es posible que los geólogos obtengan información y tomen mejores decisiones.

Se pueden simular digitalmente, en planta, diversos escenarios (digital twin), con el fin de validar cambios en algunas variables de operación o mejoras propuestas. Estos son solo algunos ejemplos de cómo la tecnología viene cambiando nuestra industria.

¿Se ha interiorizado en el sector la importancia de tener siempre una cultura innovadora?

Todas las empresas consideran que la innovación debe estar entre sus planes estratégicos. La forma como cada empresa impulsa internamente la cultura de innovación es muy diversa y lo hacen con estrategias variadas. La industria minera utiliza mucha tecnología y estamos en constante búsqueda de soluciones innovadoras para optimizar nuestros procesos, operar con mayor seguridad y ser más eficientes. Las oportunidades para innovar están en toda la cadena de valor.

Las capacidades de almacenamiento y procesamiento de datos, mejora de la conectividad, miniaturización de dispositivos y sensores, manejo de modelos predictivos para diferentes procesos, inteligencia artificial, machine learning, IoT, etc., abren muchísimas posibilidades para todos.

¿La tecnología ha jugado un rol crucial en la implementación de los protocolos para prevenir el covid-19 en las operaciones?

Desde el primer momento, se implementaron protocolos de bioseguridad utilizando herramientas tecnológicas para monitorear la salud de los colaboradores, no solo en las operaciones, sino desde mucho antes; es decir, desde que comienza el proceso de traslado de las ciudades a las minas.

Se están utilizando diversos mecanismos, desde cámaras térmicas asociadas a software de reconocimiento facial, aplicativos para alertar cuando no se cumple el distanciamiento social, análisis de datos para identificar casos particulares que implican un tratamiento especial del trabajador (por ejemplo, en caso de pruebas positivas persistentes), aplicativos para que el colaborador informe desde cualquier lugar alguna ocurrencia asociada al covid-19, tracking de personas con sensores de signos vitales, entre otros.

Recordemos que la mayoría de nuestras operaciones están sobre los 4000 m.s.n.m. y los dispositivos deben estar preparados para trabajar en condiciones muy particulares. En general, el sector ha reaccionado rápidamente para volver a operar con los protocolos necesarios, bajo un escenario de incertidumbre, pues aún no se conoce bien el comportamiento real del virus y debemos estar preparados para cualquier cambio.

¿Qué tipos de procesos se han acelerado a partir de la pandemia?

Creo que todos los procesos han tenido un impulso digital en esta pandemia. Desde los administrativos, donde las actividades manuales han tenido que digitalizarse de forma obligatoria con firmas digitales u otros tipos de validación electrónica hasta procesos “core” de negocio, como los vinculados a la operación remota de las plantas.

El covid-19 ha hecho que se rompan paradigmas en muchas áreas. Hoy se realizan desde casa procesos que antes se veían imposibles de llevar a cabo remotamente.

¿Cuál es el aporte de un ecosistema de innovación abierta en la industria minero energética?

Un esquema de innovación abierta permite que los proveedores, startups, universidades, entre otros, presenten soluciones a problemas reales del sector. Considero que la innovación en las empresas debe apoyarse no solo en capacidades internas (que pueden existir), sino también en actores externos, por lo que no deben cerrarse las puertas a ideas que provengan de otros sectores.

La innovación abierta permite revisar y repensar procesos existentes y tal vez estables por mucho tiempo. La “cocreación” entre los especialistas de la empresa y los que traen nuevas ideas y tecnologías debe ser una alternativa real para mejorar nuestros procesos.

¿Considera que la ciberseguridad es uno de los principales desafíos en tiempos en los que predomina el teletrabajo?

Evidentemente, todas las iniciativas de automatización, digitalización, teletrabajo, operación remota, etc., que se vienen realizando deben incluir la variable de la ciberseguridad. El teletrabajo es un campo propicio para los ataques informáticos y los delincuentes informáticos buscan explotar los miedos, estrés, ansiedad y necesidad de información sobre el virus de las personas.

En los primeros meses de la pandemia, la cantidad de ataques de pishing (considerada la pandemia digital), ransomware, smishing, whaling, malware, entre otros, creció enormemente, pero además de estos ataques —casi comunes en estos días— el gran desafío para las empresas es garantizar la seguridad de las redes industriales (OT). Para ello, es necesario reforzar aspectos técnicos, pero sobre todo humanos, pues cualquier solución o equipamiento tecnológico que se implemente para garantizar la seguridad en nuestras redes (IT y OT) siempre será utilizado por personas y estas deben estar capacitadas y tener interiorizados los conceptos de ciberseguridad para actuar siempre según esas premisas.

La convergencia de las redes IT y OT (algunas todavía operan bajo sistemas operativos básicos y protocolos de comunicación vulnerables) agrega una variable adicional a este escenario, ya que puede exponer las redes industriales a ataques informáticos.

Es fundamental que los responsables de la ciberseguridad participen desde la fase de diseño en los procesos que serán modernizados, digitalizados, automatizados. De esa manera, incorporan desde el inicio todos los elementos y consideraciones de seguridad necesarias.

¿Cómo impacta y cuál es el aporte de la industria minero energética en el cierre de brechas digitales en las comunidades de su entorno?

La mayoría de nuestras operaciones están en zonas muy alejadas de la sierra y selva, donde muchas veces no existe ningún tipo de comunicación. Este escenario covid-19 no ha hecho más que evidenciar la enorme brecha digital que tenemos y las carencias en educación, salud y economía.

Muchas de las empresas del sector ya venían trabajando en proyectos para desarrollar digitalmente las comunidades en la zona de influencia de cada una y en estos últimos seis meses se ha acelerado el impulso para ejecutarlos. Ahora las comunidades valoran más tener conectividad antes que otras iniciativas.

Los proyectos de conectividad ejecutados por el sector cambian vidas en las comunidades. Pensemos en cómo impacta una conexión a internet en una comunidad a 4800 m.s.n.m., donde no existía ningún tipo de comunicación. La conectividad que brindamos permite que niños y jóvenes estudien, que la posta de salud tenga la posibilidad de consultar a un especialista, que los pobladores puedan realizar sus gestiones sin necesidad de viajar, que puedan ofrecer sus productos a otros mercados, que puedan buscar trabajo, etc. El avance es enorme en todo sentido.

Como Comité de TI, estamos coordinando con la Secretaría de Gobierno Digital de la PCM para sincronizar esfuerzos y canalizar de forma eficiente los recursos que permitan a las comunidades conectarse mejor e insertarse en este nuevo escenario de economía digital.

¿Cuáles son las principales conclusiones que deja el XI TICAR 2020?

El XI TICAR 2020 nos deja varias conclusiones. La bioseguridad se convierte en un tema prioritario y, dada la incertidumbre sobre el desarrollo del covid-19, debemos estar preparados para cambios en nuestros protocolos y métodos de control.

La ciberseguridad se ha vuelto un tema clave en las organizaciones, cualquier proyecto o iniciativa de automatización no puede estar desligada de ella. Igualmente, lo digital ha tomado relevancia en todos los procesos, sin excepciones. El teletrabajo llegó para quedarse.

Otra conclusión es que mejorar la conectividad es fundamental para avanzar con las estrategias de digitalización y automatización. Las nuevas tecnologías de comunicación brindarán muchas facilidades para desarrollar nuevos proyectos. Las relaciones con nuestras comunidades están pasando por una etapa de transformación, donde lo digital será fundamental.

Finalmente, ha quedado demostrado lo afianzada que está nuestra comunidad TI, donde colaboramos mucho las empresas, los proveedores y la academia. Muestra de ello es que el lanzamiento de nuestra plataforma colaborativa Minergy Connect, que lleva a nuestro ecosistema a otro nivel, ha generado mucha expectativa.

 

Fuente: SNMPE